martes, 17 de julio de 2012

De pollos y heterocronía ...


El cráneo de las aves modernas surgió como producto de al menos  cuatro procesos de pedomorfosis .  Así lo revela  un artículo publicado a finales del pasado mes de mayo en la prestigiosa revista Nature.

Para llegar a esta conclusión se analizaron, sirviéndose de morfometría geométrica, cráneos en diferentes etapas de desarrollo de grupos filogenéticamente cercanos a las aves, desde cocodrilos hasta aves actuales y fósiles, pasando por todo el rango de terópodos no avianos.



Cráneos de juveniles y adultos de tres de las especies usadas en el estudio. Nótese la disminución progresiva de diferencias adulto-juvenil según nos acercamos filogenéticamente a las aves.



La pedomorfosis o retención de caracteres juveniles de los ancestros en la descendencia adulta es bastante común en el reino animal y parece que las aves son otro gran ejemplo de este proceso. La morfología craneana característica de las aves, con una región orbital ampliada o un neurocráneo globoso, es asimismo característica de juveniles de terópodos y otros arcosaurios más primitivos.

 Según sugieren los autores, el desarrollo de la misma pudo haber sido clave para el desarrollo de las características ecológicas y fisiológicas determinantes de las aves, como por ejemplo el vuelo.

En dicho artículo aparece como segundo firmante  Jesús Marugán Lobón de la Unidad de Paleontología de la UAM, profesor en dicha universidad y miembro del equipo de investigación de las Hoyas.

                                                                                                                                                                                                                        Deinowilly

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada