viernes, 8 de junio de 2012

La verdad sobre Concavenator y su Joroba

Mucho se ha hablado de Concavenator corcovatus y de la famosa joroba que le da el nombre específico. Sobre sus posibles funciones hay todo tipo de ideas, desde una estructura de "display" para comunicación intra y/o interespecífica hasta un almacén de sustancias de reserva.

No obstante, el reciente hallazgo del espinosaurido Ichthyovenator laosensis ha motivado la propuesta de una nueva hipótesis, de mano de expertos en "cienciaficciónlogía", para el origen de tanto la joroba de Concavenator como el hueco en la vela de  de Ichthyovenator: Coevolución.

Y aquí la demostración:


PS: sobra decirlo, pero por si acaso: Esto es una broma ;)

PPS: Gracias a Tom Holtz por la imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada