miércoles, 17 de julio de 2013

Crónica de Las Hoyas (2013)

Una campaña más llegó, y casi sin darnos cuenta, una campaña más se fue. Tras dos años esperando, por fin llegó el momento de volver a excavar en el yacimiento de Las Hoyas. ¡Y como no podía ser de otra forma, la experiencia ha estado a la altura!

Todo comenzaba el día 4 a las 4, cuando partíamos desde la Universidad Autónoma de Madrid rumbo a Cuenca con un montón de alumnos nuevos. Ya allí, en la ciudad de los zarajos y el morteruelo (los cuales tampoco han faltado en esta ocasión), se nos unían también el equipo galo de paleobotánicos (aunque eran más españoles en realidad) y de entomólogos rusos. La ausencia de lo que para algunos de nosotros era "la vieja guardia" ha llevado en algunos casos algo de más trabajo de lo habitual, pero todo se desarrolló perfectamente y a buen ritmo, así que todos contentos!

El equipo de entomólogos rusos revisando la colección de insectos de Las Hoyas en el Museo de Las Ciencias de Castilla-La Mancha.

Tras unos días de transportar y montar cosas, y de picar, palear, rastrillar y limpiar, por fin empezaba el trabajo en cata. Debido a una pequeña broma de la geología del yacimiento, pasamos unas horas creyendo haber encontrado algo gordo, aunque luego quedara en nada. Sin embargo, nos volvemos con un par de animales interesantes para la colección, y todo un surtido de plantas que vendrán de maravilla a los paleobotánicos. 

Esta ha sido, además, una campaña bastante mediática. Para empezar, el día 8 todos los hoyeros fuimos hasta una nave a las afueras de Cuenca, donde tiene lugar el Taller de Restauración Paleontológica de Lo Hueco, y allí pudimos apreciar el gran trabajo que se está haciendo con los cocodrilos, tortugas y dinosaurios que tienen allí almacenados. ¡Tienen algunos ejemplares impresionantes! (si queréis, podéis leer una breve crónica en El Cuaderno de Godzillín o ver más fotos en su Facebook).

Los hoyeros y hoyeras de la primera tanda en el Taller de Restauración Paleontológica de Lo Hueco.

A partir de ahí, fue un no parar: radio, televisión, visitas guiadas... El día 10 se presentó en el Museo de Ciencias de Castilla-La Mancha una exposición sobre icnitas del yacimiento, y allí estuvieron Ángela D. Buscalioni, directora de Las Hoyas, y Joaquín Moratalla, experto en huellas, enseñando a la prensa y los visitantes los rastros encontrados de dinosaurios, cocodrilos, peces e invertebrados, así como otras piezas de la colección, como la ya famosa pata de mantelisaurio. Si os apetece, tenéis una reseña sobre ello de europapress, o un vídeo justo aquí debajo.


El día siguiente, 11 de julio, tocó Jornada de Puertas Abiertas en el yacimiento. Durante más de tres horas, decenas de personas recorrieron Las Hoyas con nosotros, atentos a nuestras explicaciones, resolviendo sus dudas y aprendiendo sobre los hallazgos y la manera de trabajar allí. Esta jornada resultó bastante exitosa, con más de 90 personas inscritas y la presencia de la televisión (a partir del minuto 3:20). Dos días después, el 13, volvía la tele, esta vez la autonómica de Castilla-La Mancha.

Y por último, de vuelta con la gente de Lo Hueco. Si el 8 fuimos nosotros los que les visitamos, el viernes 12 fueron ellos los que vinieron a hacernos una visita, acompañados por Francisco Ortega y José Luis Sanz, directores del yacimiento de Lo Hueco. Durante esa mañana, las restauradoras pudieron conocer (o reencontrarse en algunos casos) Las Hoyas y los restos de algunos habitantes.

Las restauradoras del yacimiento de Lo Hueco junto con Francisco Ortega (centro), Ángela D. Buscalioni y José Luis Sanz (los dos arriba a la derecha).

En este tipo campañas el factor humano es muy importante, y en este caso ha sido inmejorable. Después de casi una semana tratando con gente realmente simpática y agradable, de pronto llegaba el momento en el que tenían que marcharse para dejar paso a la segunda tanda de excavadores. Como es normal, los momentos de despedida dejaron cierto regusto amargo, tanto entre los que se iban como entre los que se quedaban. Pero poco imaginábamos que la segunda tanda iba a llegar pisando fuerte, y de nuevo nos encontramos con un grupo de gente muy divertida. En definitiva, dos grupos de personas, todos ellos muy diferentes, pero igual de trabajadores, comprometidos y con los que ha dado gusto compartir catas y cenas, desde los más trasnochadores hasta los más dormilones, desde los más gamberros hasta los más tranquilos, desde los más extrovertidos hasta los más callados. Ha sido un placer.


Mientras se van concretando futuros planes (parece que vovlerá a haber campaña el año que viene), ahora toca volver y seguir investigando y publicando. Y por supuesto, lo que toca también es dar las gracias: a los visitantes, a los medios, a los colaboradores, a los filibusteros, a los investigadores y a los estudiantes, tanto novatos como veteranos. ¡Muchas gracias a todos!

¡Nos vemos en Las Hoyas 2014!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada